Skip to content

Cuando me quedo en blanco…desenchufo.

diciembre 30, 2010
Como diseñador que soy reconozco esa fobia merecida que tenemos a las páginas en blanco, ya sean en papel o en la pantalla de nuestro
querido portátil. El caso es que muchas veces nos puede la prisa, pereza, presión, los clientes o la falta de tiempo y tendemos a empezar con ideas preconcebidas y de inicio solemos “manchar” el siguiente trabajo con ideas retazos y sabores del anterior.Mis
trucos con los años se han ido “perfeccionando”, pero en estos casos suelo (dependiendo del ambiente donde esté) hacer tres cosas.
 

  1. Suelo apagar el ordenador y buscar un folio usado (importante que sea usado por que las chorradas que se me van a ocurrir no necesitan de una tala indiscriminada de secoyas del brasil, dios me libre…).
  2. Empiezo a escribir ideas sueltas, colores, olores y sensaciones que me pueden describir el nuevo proyecto.
  3. Busco referencias mentales conocidas, una película, una fotografía o estilo artístico en concreto y lo más importante una música. Si puedo (repito que no siempre puedo hacerlo)… elijo una música acorde a las sensaciones que busco extraer de dentro. (desde clásica, a rock, heavy y folk a pop,electrónica, ambient o industrial) dependiendo de los factores emocionales a los que me quiero enfrentar…se que puede sonar muy “freak” pero me ayuda a sacar de dentro los anteriores “estados” y empiezo a sumergirme en los nuevos. Esto no significa que “me ponga música que me gusta” para trabajar, sino que utilizo los efectos sonoros para despejar la mente y poder emerger los sentimientos que me inspire un proyecto.

Este proceso que no puede ser más largo que una hora, no puedes imaginar lo bien que sienta al organismo creativo (al menos a mi siempre me ha funcionado), para poder luego ya sí volver a encender la herramienta (el ordenado el 99% de las veces) para empezar la tarea de dar molde al brainstorming que tienes en la azotea en ese momento. Siempre digo que es el cuerpo el que tiene que pedir al photoshop que se encienda y no al revés…el proceso creativo no puede ser “enjaulado” y procesado en un “proyect” de tal modo que pierda la frescura de lo espontáneo y auténtico. Casi siempre darse una vuelta por los alrededores y buscar inspiración es mucho más efectivo que dejar la mente en blanco delante de los pixels muertos de nuestro querido monitor como si una pitonisa nos hablara y fuera
a darnos la solución “in extremis”. No somos secretarias del word de 9 a 5. Y nuestro trabajo no se mide por los minutos sentados delante del escritorio, sino por la calidad, frescura y originalidad de nuestros proyectos, eso es lo autentica mente maravilloso de nuestro trabajo y si me apuras lo más aterrador
también. Pero haber que le explica esto al 99% de directores de arte (yo cuando lo he sido, he intentado siempre inculcar serlo a mis equipos)… y al 100% de clientes. (Una pena).(Nos toca mover ficha a nosotros).

 

Anuncios

From → Diseño

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: